Noticias

El seguidor solar del mañana: la inteligencia artificial formará parte de los próximos proyectos fotovoltaicos

29.09.21

Por Daniel Timm, director de Ingeniería y Construcción de STI Norland Brasil

La inteligencia artificial permitirá una mayor autonomía del seguidor, no únicamente en relación con el movimiento del sol, sino también en la búsqueda de las mejores condiciones para generar energía.

Teniendo en cuenta la estimación de que a partir de 2035 la energía solar fotovoltaica será la fuente de generación eléctrica más utilizada a nivel mundial, los fabricantes de seguidores solares buscan nuevas tecnologías para potenciar sus productos y optimizar la producción energética de las plantas fotovoltaicas.

Los seguidores, desarrollados para mejorar la captación de energía y aumentar la producción de las plantas solares, pueden incrementar la eficiencia de los paneles hasta en un 30%, dependiendo de la ubicación del proyecto. A fin de mejorar sus productos, otros aspectos considerados por los fabricantes son la interacción del seguidor con otros equipos de la planta, incluidos paneles e inversores.

Las energías renovables vienen liderando la escena mundial, con proyectos cada vez más grandes que en algunos casos llegan a cubrir extensiones equivalentes a 700 campos de fútbol. Solo en el último año (2020), la capacidad de generación global a partir de fuentes renovables creció un 45%, según la Agencia Internacional de la Energía. A fin de satisfacer la elevada demanda, el mercado solar recurre ahora a dos tecnologías: módulos bifaciales e inteligencia artificial.

Módulos bifaciales

Los paneles solares bifaciales, como su propio nombre indica, capturan energía tanto en su cara frontal como trasera. Esta tecnología no es nueva, ya que su lanzamiento se produjo en la década de 1980 con el propósito de aprovechar al máximo y optimizar la eficiencia de lo que se consideraba un bien de lujo por su elevado coste.

Hoy en día, la considerable reducción en el precio de esta tecnología se ha traducido en una excelente relación coste-beneficio y en una escalabilidad que lleva a muchos nuevos proyectos a emplear este tipo de módulos, los cuales permiten generar entre un 5% y un 20% más en comparación con los módulos convencionales. Combinados con seguidores solares, los módulos bifaciales se han convertido en una excelente opción de inversión.

Según el International Technology Roadmap for Photovoltaic (ITRPV), los módulos bifaciales representarán en 2028 un 35% del mercado fotovoltaico. Dicho eso, sigue existiendo margen de mejora para esta tecnología, que será cada vez más demandada y, por tanto, es de valiosa importancia la inversión en I+D y fomentar alianzas con universidades que investiguen el sector para lograr una mejora continua. Los principales actores del mercado solar, conscientes de esta cuestión, se han dotado de sus propios laboratorios. 

Inteligencia artificial

Otra solución desarrollada para destacar en este sector y que promete elevar el nivel de competencia de las renovables en todas sus vertientes es la inteligencia artificial, la cual permitirá una mayor autonomía del seguidor, no necesariamente en relación con el movimiento del sol, sino también en términos de conseguir las mejores condiciones posibles de generación energética.

En días nublados, por ejemplo, el seguidor buscará la posición que mejor optimice la generación en base a la radiación incidente en cada momento. Gracias a la inteligencia artificial, el seguidor podrá cambiar de posición automáticamente, lo que favorecerá no solo la generación solar, sino también el almacenamiento de energía.

Cuanta más energía se captura, mayor es la cantidad que puede almacenarse. Aunque la utilización de dicha tecnología no está generalizada en la esfera internacional, se espera que para 2027 el mercado mundial de almacenamiento de energía aumente con una tasa de crecimiento compuesto anual (CAGR, en inglés) de 25.49%, según el Informe de Investigación de Mercado Futuro (MRFR, en inglés). Es de suponer que China y Estados Unidos pronto estarán a la vanguardia en esta disciplina gracias a la globalización y al flujo generalizado de información. Teniendo en cuenta la fuerte expansión y diversificación de productos actual, para países como Brasil el almacenamiento de energía ofrece buenas perspectivas a medio y largo plazo.

En cualquier caso, se puede afirmar que se dispone de tecnologías con las que garantizar una mayor captación de energía solar, lo que le dará a esta forma de energía una cierta ventaja frente a otras renovables. Además, la posibilidad de almacenamiento permitirá disponer de energía durante la noche, lo que hará que el futuro del sector sea aún más brillante.